sábado, 30 de julio de 2011

Inestable pacto de silencio entre Cristina y el PJ cordobés

De la Sota hizo trascender a la Rosada su incomodidad con los respaldos K. Quiere conservar el voto del campo, que es antiK.

  • 30/07/2011 00:01 | Corresponsalía
En Cura Brochero. Ayer, De la Sota estuvo en Traslasierra.
En Cura Brochero. Ayer, De la Sota estuvo en Traslasierra.
  • 1
  • de
  • 1


  • Buenos Aires. José Manuel de la Sota afrontará la última semana hacia la elección de gobernador con un acuerdo tácito de un silencio público mutuo tan denso como inestable en su relación con la Casa Rosada.
    Durante las últimas horas, el candidato de Unión por Córdoba (UPC) hizo trascender puertas adentro su incomodidad con los anuncios de votarlo de parte del kirchnerismo provincial, como el del intendente justicialista K de Leones, Fabián Francioni, primer candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria (FPV).
    Aunque descontado desde hace tiempo el apoyo de los justicialistas kirchneristas, De la Sota no quiere que ese respaldo escale en estos días previos a figuras de peso del Gobierno nacional. Descuenta que ello podría incidir negativamente en el voto del interior rural, sobre todo a la luz de la elección de la provincia de Santa Fe.
    Desde la Rosada dicen estar dispuestos a respetar ese silencio, pero al mismo tiempo preparan su artillería en caso de que De la Sota lo rompa con pronunciamientos públicos de ataques directos contra el gobierno de Cristina Fernández, a los que podría verse tentado luego del reciente respaldo de dirigentes peronistas.
    Durante las últimas horas no sólo recibió los imprevistos apoyos de justicialistas K como el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el vicepresidente de hecho de Cristina, el senador José Pampuro. Este dijo: “Es importante que gane el peronismo. Y espero que, llegado el momento en octubre, De la Sota tenga la misma grandeza de acompañar y apoyar desde Córdoba a la Presidenta. Más allá de las diferencias, es el movimiento nacional justicialista el que está en juego, y el que ningún peronista está dispuesto a regalar”.
    También los apoyos partieron de peronistas opositores, como el candidato presidencial Eduardo Duhalde y el ex gobernador y hombre de peso del PJ santafesino, el senador Carlos Reutemann, después de los reveses kirchneristas en Capital y Santa Fe.
    De la Sota recibió complacido estos apoyos, pero a partir de ellos no ha radicalizado su crítica a la Rosada y ha persistido en el silencio. “Pero si llegara a hacerlo, sacaremos a la luz los preacuerdos que hizo con Néstor”, amenazó enigmático a este diario una alta fuente cercana a Cristina.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada