viernes, 29 de julio de 2011

Apuntan al financiamiento con fondos públicos de las falsas encuestas

Más pruebas del vínculo entre el gobierno porteño y la campaña sucia

Publicado el 29 de Julio de 2011

Indican que el Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad benefició con un subsidio a Connectic para desarrollar una tecnología idéntica a la que permitió disparar las llamadas.
El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires financió con fondos públicos el desarrollo informático que permitió a la empresa Connectic SRL implementar la plataforma que se utilizó para realizar las encuestas truchas contra el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Filmus. Esto surge del cruce entre la pericia oficial realizada por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la información publicada por el Ministerio de Desarrollo Económico porteño. Además, según pudo saber Tiempo Argentino, hoy se incorporará al expediente que conduce la jueza electoral María Servini de Cubría la información técnica que corrobora que tanto la página apócrifa www.danielfilmus.com como la web oficial del publicista de Mauricio Macri, Jaime Durán Barba –www.duranb.com– fueron dadas de baja el mismo día y hora en la misma dirección IP, lo que implicaría que fueron borradas desde una misma computadora.
El IP 68.178.232.100, fue en donde el 7 de julio se dieron de baja ambos sitios web, a sólo minutos de diferencia. A las 11:27 horas de ese día, hora de Nueva York, danielfilmus.com fue bajada de la Web, mientras que a las 11:35, la de Durán Barba también desapareció. “Que las dos bajas tengan apenas una diferencia de siete minutos y a través del mismo canal da una probabilidad casi exacta de que se hayan realizado desde la misma computadora de Argentina”, explicó el ingeniero Ariel Garbarz, perito de la UTN, que interviene de oficio en delitos que involucren las telecomunicaciones. Esta información será derivada hoy a Servini de Cubría que investiga las encuestas que vinculaban falsamente al padre de Filmus con Sergio Schoklender, ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo.
Aún resta determinar quién abonó los datos de registro que se hicieron de la misma manera y que podrían arrojar un número de cuenta o de tarjeta de crédito asociada al portal godaddy.com desde donde fueron creadas.
A su vez, según publicó un informe del Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad sobre apoyo a la competitividad de las pymes, la empresa Connectic fue beneficiada durante 2010 con 118 mil pesos para desarrollar la plataforma tecnológica que permitió llevar adelante la campaña de encuestas difamatorias. “El proyecto –que según detalla el informe recibió entre otros fondos 52 mil pesos en Aportes no Reembolsables del gobierno porteño– se basa en el desarrollo de un administrador geográfico integrado al sistema actual de encuestas. Esta herramienta permitirá (además de la recolección y el procesamiento de datos) ubicar en el mapa los datos recibidos de manera instantánea”, indica la descripción.
El sistema es denominado entre los especialistas como “servicio de inicialización de protocolos (SIP)”, que se utiliza para operar sistemas de respuestas interactivas por voz (cuyas siglas en inglés son IVR). En el caso investigado, al recibir una llamada, “que puede dirigirse a números telefónicos según barrios específicos, con que el usuario sólo pulse una tecla, Tag Continental –cuya filial local fue allanada– pudo registrar, desde su sede en los Estados Unidos la ubicación geográfica de ese teléfono”, aseguró Garbarz. El rastreo de la falsa encuesta permitió descubrir que fue puesta en marcha por Connectic y transmitida de manera enmascarada a través de la empresa NSS SA (de Iplan) a Tag Continental USA para regresar como una comunicación basada en Internet a Tag Continental Argentina, que comparte dirección y directivos con Durán Barba&Asociados. Esta tecnología permitió disparar 1920 llamados simultáneos durante al menos tres días. El IP de origen de las tres compañías es el mismo, por lo que hay un 100% de certeza en que estuvieron involucradas en la maniobra. “Connectic obtuvo un subsidio para desarrollar el mismo sistema IVR que se utilizó en las aplicaciones tecnológicas que se están investigando”, confirmó Garbarz a Tiempo Argentino.
En la descripción de Connectic del informe se detalla que ya había ganado una licitación para “realizar sondeos y emitir mensajes para la ciudadanía”, en alusión al contrato por “un servicio de sistema de llamadas automáticas con resultados georreferenciales (IVR)”, retaceado por el gobierno PRO, y firmado en abril de 2010 por el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta por $ 1.300.000, tal como anticipó este diario. En otras palabras, la empresa cuyo directivo, Guillermo Garat es el socio de la mano derecha de Durán Barba –Rodrigo Lugones– ganó primero la licitación para prestar un servicio que aún no había desarrollado, hasta que recibió el subsidio del gobierno porteño. <

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada