domingo, 31 de julio de 2011

que manera de hablar se siguen olvidando que los votos de del sel 300.000 son de peronistas que votaran a cristina en santa fe

¿Alguien capitaliza los votos de Del Sel?


in
Año 4. Edición número 167. Domingo 31 de julio de 2011
“Es muy difícil predecir los traslados del voto”, dijo Fara.

Otras notas

  • Los casilleros están llenos en la provincia de Buenos Aires. Gabriel Mariotto ocupará la estratégica candidatura a vicegobernador de Daniel Scioli. Francisco de Narváez llevará en ese lugar a la diputada bonaerense Mónica López; Margarita Stolbizer, al rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Francisco Morea. Cuando esta edición se estaba cerrando seguían negociándose lugares en las listas para diputados y senadores de la Legislatura provincial.
  • Más de la mitad de los porteños creen que el próximo jefe de Gobierno no debería pertenecer al PRO. El dato surge del último sondeo de opinión pública de la consultora Carlos Fara, realizado a fines de diciembre. La pregunta exacta fue: ¿Usted cree que lo mejor para la Ciudad es que siga gobernando el PRO, sea con Mauricio Macri u otro referente? El 53 por ciento de los consultados contestó que creía que no era lo mejor y el 39 que sí. El resultado muestra hasta qué punto la batalla electoral por la Ciudad de Buenos Aires tiene un final abierto.
  • “El 14 de agosto en el cuarto oscuro estarán las boletas de Elisa Carrió, Ricardo Alfonsín, mi boleta y la de Cristina Fernández.
    A Duhalde no lo veo. Él mira mucho las encuestas, se considera un hombre fuerte, pero sabe
    que no puede.”

    ALBERTO RODRÍGUEZ SAÁ. Candidato presidencial.
    “Quisiéramos que se definiera una propuesta nacional que tuviera su representatividad en cada una de las provincias. A De Narváez nos cuesta poder incorporarlo, pero no podemos impedir un acuerdo que pueda lograr un distrito.”
    HERMES BINNER. Gobernador de Santa Fe.
  • El raid de posiciones políticas que Ricardo Alfonsín hizo las últimas tres semanas podría marear a cualquiera. Dijo que en el ballottage porteño votaría por Mauricio Macri. Unos días después viajó a Santa Fe y festejó –con motivos sobrados– el triunfo del Frente Amplio Progresista (FAP), formado por la UCR y el Partido Socialista. El FAP le había ganado esa elección a Miguel Del Sel. Del Sel era el candidato de Macri, es decir, del dirigente político que Alfonsín dijo que votaría en la segunda vuelta capitalina.
  • “Yo soy el candidato del Peronismo Federal. Existe un procedimiento: si un hombre se baja y se va a otro espacio, quedo yo. Además, cumplí con todo, lo que hagan los otros no me interesa.”
    ALBERTO RODRÍGUEZ SAÁ. Precandidato presidencial.
    “En las próximas elecciones presidenciales de octubre, a Cristina Fernández de Kirchner no hay con qué darle. Porque el arco opositor actual no existe y, además, está muy fragmentado y disgregado.”
    CARLOS MENEM.Ex presidente de la Nación.
  • El sueño duró poco. “Después de mucha reflexión he decidido que el lugar desde el cual puedo ayudar a la construcción de un país más unido es desde la Ciudad de Buenos Aires.” Con esa frase, Mauricio Macri formalizó su retirada de la contienda presidencial. Lo hizo en la tarde de ayer, en el Club 17 de Agosto, de Villa Pueyrredón. El jefe del PRO dio un discurso corto, en el que no hubo definiciones políticas, sólo un llamado genérico a la unidad nacional y a “enamorarse del futuro”.
Una pregunta inexorable surgió luego de los resultados de las elecciones en la provincia de Santa Fe y en la Ciudad de Buenos Aires: ¿qué candidato presidencial puede capitalizar los votos de Miguel Del Sel y Mauricio Macri? Las respuestas a esta pregunta, claro está, son múltiples.
El consultor político Carlos Fara remarcó: “A primera vista, se podría decir que Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá, por sus perfiles, podrían quedarse con una porción importante de estos votos. De hecho, los dos están tratando de ser los herederos de ese electorado”. El analista, sin embargo, se ocupó de relativizar su propio análisis. “Es muy difícil predecir los traslados de votantes –remarcó–. Duhalde no es Macri. Es más, Duhalde es el candidato presidencial que tiene el nivel más alto de imagen negativa, anda cerca del 70 por ciento. Además compite con Rodríguez Saá por el mismo nicho, el electorado peronista no kirchnerista”.
El director de la consultora Equis, Artemio López, también fue consultado por Miradas al Sur sobre el rumbo que podrían tomar los votos de Macri y Del Sel. “Creo que es un gran error pensar que son todos votantes anti-K –dijo–. Eso está más cerca de ser una expresión de deseo de algunos medios y políticos opositores que un dato de la realidad”. Artemio agregó que “hay un componente opositor duro en esos electores, pero también un porcentaje que eligió por la positiva; es decir: por preferencia. Esa franja tranquilamente podría migrar hacia Cristina Fernández en la contienda presidencial”. Artemio sostuvo su hipótesis marcando una diferencia sobre cómo se percibe al krichnerismo en distintas zonas del país. “Es importante entender que fuera de las regiones metropolitanas, el kirchnerismo es percibido por la población como un peronismo, más que como un progresismo. Por lo tanto, no habría ninguna contradicción en votar a Del Sel y luego a Crsitina, porque no es un sufragio pensado en términos de izquierda y derecha”. El analista, por otra parte, no coincidió con Fara en que Duhalde y Rodríguez Saá tengan mayor potencialidad para capitalizar los electores de Macri y del midachi: “Los dos (Duhalde y Rodríguez Saá) pertenecen al club de los ex políticos. Son de la misma generación que Carlos Menem. Si Duhalde mide 5 puntos de intención de voto a nivel nacional, es mucho”.
Este semanario le preguntó a los analistas qué posibilidades tendrían Ricardo Alfonsín y Hermes Binner de absorber algo de este caudal de votantes. Fara contestó que “en el caso de Macri, sus votos se van a dispersar en la elección presidencial. Algunos irán a Cristina, otros a Duhalde y Rodríguez Saá. Es probable que Alfonsín, Carrió y Binner pellizquen algo también. El tema es que cuando Macri bajó a la Ciudad, se despegó de la disputa nacional y comenzó a hablar sólo de cuestiones distritales. Eso traía consigo un mensaje subliminal: usted vóteme a mí para la Ciudad, luego haga lo que quiera a nivel nacional. Esto le permitió al líder del PRO agarrar votantes de todos lados”. Artemio, por su parte, señaló que “Alfonsín no puede pellizcar demasiado ahí. El electorado del PRO es panperonista, con un componente de centro derecha fuerte. Hay alguno que otro radical, pero no son demasiados”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada