sábado, 30 de julio de 2011

a trabajar y mucho muchachos

SANTA FE › LA PRESIDENTA RECIBIO AL EX CANDIDATO A GOBERNADOR, ROSSI

A trabajar en el territorio

El encuentro fue el martes pasado en Olivos. Las elecciones primarias del 14 de agosto están tan cerca que el peronismo santafesino ya se puso en marcha para garantizar el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner, en dos semanas.
Por Juan Carlos Tizziani
Desde Santa Fe
El ex candidato a gobernador del PJ, Agustín Rossi, no tendrá mucho tiempo para asimilar su derrota electoral en la provincia. Las elecciones primarias del 14 de agosto están tan cerca que el peronismo santafesino ya se puso en marcha para garantizar el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner, en dos semanas. Rossi fue destinatario de dos gestos de la Presidenta que le ratificó su confianza política: pasó por la quinta de Olivos, donde se reunió con CFK y algunos ministros del gabinete para analizar el resultado electoral en Santa Fe y diseñar la estrategia que viene y luego recibió una invitación para integrar la comitiva presidencial que viajó a Perú y Brasil, pero declinó el convite en aras de otro objetivo: anoche comenzó en Rosario una ronda de reuniones con dirigentes y referentes territoriales del PJ que seguirß hoy en Santa Fe y continuará en los departamentos, en los próximos días. "A pesar de lo que sucedió el domingo, las posibilidades están intacta. Cristina va a ganar en Santa Fe", afirmó una fuente cercana a Rossi.
El martes, Rossi recibió un llamado telefónico de la Casa Rosada. Y poco después se reunió en Olivos con Cristina para analizar las elecciones en Santa Fe. El ex candidato a gobernador asumió su responsabilidad por el resultado, como lo hizo la misma noche del domingo, apenas terminó el escrutinio. En la reunión participaron el candidato a vicepresidente y ministro de Economía, Amado Boudou, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y el secretario de Medios y Comunicación, Juan Manuel Abal Medina. "Obviamente, se hizo un análisis de las elecciones en la provincia, pero también se comenzó a diseñar la campaña para las internas del 14 de agosto y las elecciones nacionales del 23 de octubre. Hay que seguir trabajando en el territorio", agregó la fuente.
Al día siguiente de esa reunión con Rossi, Cristina recibió al intendente de Rafaela y primer candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Omar Perotti y a la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa, que ganó las elecciones a diputados provinciales a la cabeza de la lista del Frente Santa Fe para Todos. Allí también participaron Boudou y Abal Medina. "Fue una reunión muy activa y muy concreta. Hicimos un repaso de la campaña que pasó y la que viene y abordamos toda la agenda de temas de la provincia", dijo Bielsa. Y reveló que el martes que viene, a las 19, volverßn a reunirse con la presidenta, pero esta vez junto a todos los diputados, senadores, intendentes y jefes comunales justicialistas electos el domingo. "Cristina quiere escuchar de boca de los propios dirigente santafesinos, cußl es la valoración de los actos de gobierno", agregó.
Después del llamado del martes, Rossi volvió a recibir otra invitación de Cristina que quería subirlo al avión presidencial que viajó a Perú y Brasil. Pero el santafesino le pidió quedarse en la provincia para avanzar en las reuniones con los referentes territoriales del peronismo. La ronda comenzó anoche en Rosario y seguirß hoy en Santa Fe, con vistas al encuentro que Cristina tendrß el martes con todos los candidatos electos en la provincia. "Son reuniones para armar el trabajo territorial que queda por adelante", dijo la fuente consultada por Rosario/12. Y agregó: "Mßs allß de lo que pasó, Rossi sigue siendo un dirigente de confianza y de consulta de la presidenta. La reunión de esta semana en Olivos y la invitación para que integre la comitiva presidencial, tiene que ver con eso y con el trabajo territorial que hizo en Santa Fe".
Por ahora, el análisis de las elecciones se hace de puertas adentro, aunque el diputado Luis Rubeo, cercano a Rossi, aceptó también la responsabilidad que le toca al FpV. "Más allá del acompañamiento que recibimos de la dirigencia del justicialismo y de los partidos afines en la elección del domingo pasado, los sectores que votaron a otros candidatos (en la interna del 22 de mayo), obviamente, no nos acompañaron en la elección general. Debe ser porque nosotros no fuimos capaces de garantizarles que íbamos a contener al conjunto del peronismo", se lamentó Rubeo.
"Nosotros estamos convencidos que la dirigencia del justicialismo en su conjunto acompañó, cumplió el compromiso que habíamos asumido en el congreso de febrero de este año cuando decidimos participar todos los sectores del PJ en la primaria y después acompañar al que gana", afirmó Rubeo.
Y analizó otra cuestión: el sistema electoral. "En la primaria, cuando se vota a un candidato y no resulta ganador, después puede votar a otro en la elección general. Y eso es lo que pasó. No es un problema de los dirigentes, salvo el caso de (Carlos) Reutemann, el más notorio y emblemático porque habló con mala intención y una intencionalidad política. Decir que era peronista y no kirchnerista a días de una elección era decir: 'No voten por Agustín'".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada